2 diciembre, 2015

Yaundé

Una imagen de archivo de octubre 2014 a partir de un video difundido por el grupo islamista nigeriano Boko Haram
Una imagen de archivo de octubre 2014 a partir de un video difundido por el grupo islamista nigeriano Boko Haram

El ejército camerunés afirmó, este miércoles, que asestó un fuerte golpe a los islamistas nigerianos de Boko Haram, al matar a "un centenar" de ellos y liberar a 900 rehenes durante una operación de tres días en la región Extremo Norte.

Esta reivindicación llega un día después de un nuevo doble atentado suicida llevado a cabo el martes por los islamistas y que, según un nuevo balance de fuentes de seguridad, ha causado la muerte de un total de seis civiles en la localidad de Waza.

"Una operación especial de búsqueda efectuada del 26 al 28 de noviembre contra los combatientes" de Boko Haram en las localidades fronterizas con Nigeria "permitió neutralizar a más de un centenar de yihadistas", afirmó el ministro de Defensa, Joseph Beti Assomo, en un comunicado leído en la radio nacional.

Según el comunicado, esta operación permitió también la "liberación de alrededor de 900 rehenes, la incautación de un importante cargamento de armas y de municiones, así como banderas blancas y negras del Estado Islámico" al que Boko Haram juró lealtad en marzo de 2015. No se han dado datos sobre el perfil de estos "rehenes".

El balance de la operación fue confirmado por fuentes independientes. Contactadas por teléfono en esta región inaccesible para la prensa, algunas fuentes de seguridad confirmaron la operación, sin poder ofrecer un balance preciso que coincida con el del gobierno camerunés.

Desde el mes de julio, la región Extremo Norte de Camerún es con regularidad el objetivo de atentados suicidas atribuidos a los yihadistas nigerianos.

Etiquetado como: