Cuarentena será controlada por la Policía y el Ejército, quienes podrán restringir circulación de personas

 2 agosto, 2014

Nairobi (EFE).

Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona aislarán las zonas transfronterizas donde se concentra el 70% de los casos de ébola y podrán restringir la circulación de personas, según un comunicado oficial difundido este sábado por la prensa local.

La cuarentena de estas zonas será controlada por la Policía y el Ejército, aunque sus servicios sanitarios serán reforzados.

Son algunas de las medidas que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión del Río Mano (que integra a Sierra Leona, Liberia, Guinea y Costa de Marfil) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordaron anoche en la cumbre celebrada en Conakry para coordinar su estrategia contra el ébola.

Solo unas horas antes, la directora general de la OMS, Margaret Chan, advertía en Conakry a los países afectados por la epidemia de que podrían verse obligados a restringir la circulación de personas y a utilizar sus fuerzas policiales para proteger el trabajo de los equipos sanitarios.

"Aseguraremos la protección de todo el personal nacional e internacional implicado en la lucha contra el ébola", añade el comunicado, difundido a última hora de ayer.

Oficiales de Inmigración liberianos, protegidos con guantes para evitar el contagio del ébola, inspeccionan los pasaportes de varios sierraleoneses. | EFE
Oficiales de Inmigración liberianos, protegidos con guantes para evitar el contagio del ébola, inspeccionan los pasaportes de varios sierraleoneses. | EFE

El brote de ébola, el más grave registrado desde que se descubrió la enfermedad en 1976, ya contagió desde el pasado marzo a 1.323, personas, con un registro de 729 fallecidos (339 muertes en Guinea Conakry, 233 en Sierra Leona y 156 en Liberia, además de otro fallecido en Nigeria).

El ébola –que se transite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados– causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90%.

Esta es la primera vez que se identifica y se confirma una epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central.