5 mayo, 2016
La destrucción fue notable luego de los bombardeos aéreos.
La destrucción fue notable luego de los bombardeos aéreos.

Beirut

Al menos 28 personas murieron y medio centenar resultaron heridas este jueves a causa de varios bombardeos aéreos contra un campo de desplazados, ubicado en el noroeste de Siria, cerca de la frontera con Turquía, informó una ONG.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, afirmó que los ataques fueron dirigidos contra el campo de la provincia de Idleb, controlada por el Frente Al Nosra, la filial siria de la red al - Qaeda y sus aliados rebeldes.

Entre las víctimas hay niños y mujeres, quienes se encontraban cercan del campamento.

Horas antes, cerca de la plaza principal de una aldea seria, explotó un coche bomba, lo cual dejó al menos 10 personas fallecidas y varias heridas, agregó la prensa local y el gobernador regional.

Los ataques ocurrieron después de que una tregua, que según el ejército sirio duraría solo 28 horas, trajo una calma relativa en la ciudad de Alepo, luego de semanas de creciente violencia.

La tregua fue anunciada por funcionarios estadounidenses en acuerdo con Rusia, en un esfuerzo por extender el frágil cese del fuego en la muy disputada ciudad.

Hasta ahora, ningún grupo se atribuyó la autoría de los ataques.

En los últimos meses, el grupo extremista Estado Islámico reivindicó atentados similares en la provincia de Homs que dejaron decenas de fallecidos.

Medios estatales sirios reportaron algunas violaciones de la tregua denunciando que insurgentes dispararon varios proyectiles a zonas de Alepo, controladas por el gobierno de Damasco, donde unos 280 civiles perdieron la vida en las dos últimas semanas, según el observatorio.

Etiquetado como: