Desde julio, la fuerza área turca realiza bombardeos contra las bases de los rebeldes kurdos en el norte de Irak

 11 septiembre, 2015

Ankara, Irak

Nuevos bombardeos de la fuerza aérea turca contra campamentos de los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) dejaron por lo menos 60 muertos la noche de este jueves en el norte de Irak, afirmaron medios de comunicación de Turquía.

La aviación turca atacó las bases de Qandil, Khakurk, Havashin, Metina, Basyan, Gare, Zap y Haft Anin, según la agencia de prensa Dogan.

Desde finales de julio, el gobierno de Turquía ordenó una serie de bombardeos aéreos contra las bases de los rebeldes kurdos en el norte de Irak, en represalía por los ataques contra sus fuerzas de seguridad.

Esta escalada en los enfrentamientos ha hecho añicos las conversaciones de paz iniciadas en 2012 para poner fin a un conflicto entre el Estado turco y los rebeldes kurdos que dejó unos 40.000 muertos desde 1984.

Los ataques del PKK se han vuelto cotidianos en el sureste del país y el ejército responde sistemáticamente bombardeando las bases del movimiento rebelde en las montañas del norte de Irak.

Esta escalada de violencia preocupa cuando faltan menos de dos meses para las elecciones legislativas anticipadas convocadas para el 1 de noviembre.