20 personas más resultaron heridas en un ataque contra un edificio residencial de 14 plantas.

 26 agosto, 2014
Palestinos inspeccionan los daños, o más bien la destrucción, de un centro comercial de Rafá, después que Israel atacó ayer en el sur de Gaza. | AP
Palestinos inspeccionan los daños, o más bien la destrucción, de un centro comercial de Rafá, después que Israel atacó ayer en el sur de Gaza. | AP

Aviones de combates israelíes mataron hoy a dos personas en Gaza y destruyeron una gran torre de apartamentos y un conocido centro comercial, donde causaron decenas de heridos, informaron fuentes médicas.

El portavoz del ministerio de Salud palestino en la Franja, Ashraf al Qedra, precisó que dos jóvenes perdieron la vida en un bombardeo sobre el centro de Gaza ciudad, mientras que 20 personas más resultaron heridas en un ataque contra un edificio residencial de 14 plantas.

Testigos indicaron, por su parte, que la aviación de guerra lanzaron pequeños proyectiles de aviso sobre el inmueble antes de disparar cuatro potentes bombas contra el edificio, en el que había un centenar de apartamentos y 150 tiendas que quedaron reducidas a escombros.

“Mientras estábamos evacuando a la gente del edificio, cayeron cuatro potentes bombas. Yo mismo sufrí heridas que fueron tratadas en el hospital”, afirmó uno de los médicos en declaraciones a la televisión local.

El sábado, el Ejercito israelí ya destruyó otro edificio residencial de 13 alturas en la ciudad de Gaza y un centro comercial en la localidad meridional de Rafah, fronteriza con Egipto.

Con estas nuevas muertes, asciende a 2.125 la cifra oficial de víctimas mortales palestinas en los 50 días de bombardeos de Israel sobre la asediada Franja, en su gran mayoría civiles y una cuarta parte de ellos niños.

En el conflicto también han perecido 64 soldados israelíes en combates con milicias palestinas, y dos civiles israelíes -uno de ellos un menor- un beduino y un trabajador asiático, estos últimos alcanzados por proyectiles disparados desde Gaza.

Además, y de acuerdo con las cifras de la ONU, más de 450.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus casas y a convertirse en desplazadas internas, cifra que supone una cuarta parte de la población de la depauperada Franja.

Según fuentes palestinas, uno de los muertos el lunes en un bombardeo israelí sobre el castigado barrio de Shuahiye es un familiar del portavoz de Hamás, Fawzi Barhum, que trabajaba como periodista.

Etiquetado como: