Lisanne Froon y Kris Kremers desaparecieron el pasado mes de abril en la localidad panameña de Boquete

 3 agosto, 2014

 La fiscal Betzaida Pitti (derecha), que lleva el caso de la desaparición de las holandesas desaparecidas en Panamá, Lisanne Froon y Kris Kremers, de 22 y 21 años, respectivamente, llega hoy, sábado 14 de junio de 2014, a David, en el occidente de Panamá.
La fiscal Betzaida Pitti (derecha), que lleva el caso de la desaparición de las holandesas desaparecidas en Panamá, Lisanne Froon y Kris Kremers, de 22 y 21 años, respectivamente, llega hoy, sábado 14 de junio de 2014, a David, en el occidente de Panamá.

Las autoridades de Panamá informaron del hallazgo de nuevos restos óseos de las jóvenes holandesas desaparecidas el pasado abril en la localidad de Boquete, fronteriza con Costa Rica.

“El grupo que reinició la búsqueda el pasado jueves ha informado de nuevos hallazgos que están en la morgue del instituto legal para los exámenes correspondientes”, dijo a los periodistas a última hora de la noche de este sábado la fiscal encargada del caso, Betzaida Pitty.

La fiscal se limitó a precisar que se trata de “restos óseos" y a confirmar que corresponden a las holandesas Lisanne Fronn y Kris Kremers, de 22 y 21 años, respectivamente.

El Ministerio Público de Panamá reactivó el pasado 28 de julio la búsqueda para tratar de encontrar más evidencias en el área donde a principios de mes fueron encontrados restos óseos de las jóvenes desaparecidas.

Lisanne Froon y Kris Kremers desaparecieron el pasado mes de abril en la localidad panameña de Boquete, en la provincia de Chiriquí, a donde llegaron el pasado 29 de marzo con la intención de aprender español y hacer trabajo social.

La fiscal Pitty viajó a principios de julio a Holanda, junto al jefe de la Unidad de Casos Complejos del Ministerio Público, Rafael Guerrero, para intercambiar información sobre el caso con las autoridades de ese país europeo.

A mediados de junio, lugareños del área de Río Culubre hallaron una mochila con los teléfonos móviles, una cámara fotográfica, anteojos, ropa interior de las jóvenes, además del pasaporte de Lisanne y 83 dólares en efectivo.

Pitty y Guerrero sostuvieron en Holanda reuniones con personal de la Policía, la Fiscalía y el Instituto Forense holandeses, con quienes intercambiaron información y evidencias sobre las investigaciones en curso y los resultados de los análisis realizados a teléfonos celulares y una cámara fotográfica de las jóvenes desaparecidas encontrados en la zona de búsqueda.

Habitantes de la misma zona encontraron después unos restos óseos, que las autoridades panameñas sometieron a pruebas genéticas, y que correspondieron con el ADN de las jóvenes desaparecidas.

Los padre de Kris Kremers llegaron el pasado martes a Panamá para recabar personalmente información sobre el curso de las investigaciones sobre las muertes de su hija y de su amiga Lisanne