29 noviembre, 2013

Riad. AFP. El muftí de Arabia Saudí afirmó que el objetivo de impedir conducir a las mujeres es “proteger a la sociedad del mal”, informó ayer la prensa del país.

El expiloto de rali Ari Vatanen (izq.) encabezó ayer una protesta en París contra la prohibición saudí. | EFE
El expiloto de rali Ari Vatanen (izq.) encabezó ayer una protesta en París contra la prohibición saudí. | EFE

El jeque Abdel Aziz al-Sheij pidió que “no se convierta en una de las principales preocupaciones de la sociedad el tema” de autorizar a las saudíes a conducir.

El muftí (autoridad musulmana) hizo esta afirmación en una conferencia pronunciada el miércoles en Medina, oeste del país.

El jeque aboga por “examinar este tema desde el punto de vista de la protección de la sociedad del mal” que supondría permitirles a ellas manejar vehículos.

Esta toma de posición refleja la hostilidad en los círculos religiosos al derecho de las saudíes a ponerse al volante de un automotor.

Las activistas saudíes afirmaron el miércoles que el ministro del Interior, príncipe Mohamed bin-Nayef, les garantizó que estaban estudiando el asunto.

Aziza al-Yusef, quien participó en la campaña del 26 de octubre por el derecho de las mujeres a conducir, declaró que el martes fue a ver al ministro, en compañía de otra activista, Hala al-Dosari.

“Nos dijo que el tema del derecho de las mujeres a conducir estaba sobre la mesa y que esperáramos un desenlace positivo”.

Los dos activistas dijeron que esperaban “un decreto real que otorgue el derecho de conducir”. El rey Abdalá es el principal legislador pues el Consejo de la Shura es una instancia consultiva.

Arabia Saudí aplica una versión rigorista del islam; es decir, las mujeres necesitan autorización para viajar, trabajar o incluso casarse.