La violencia se debe principalmente al descontento de la comunidad minoritaria árabe sunita, que protesta por la política del gobierno liderado por chiitas, por la violencia de las fuerzas de seguridad y por la guerra civil en la vecina Siria.

 20 marzo, 2014
Al menos 37 personas murieron y unas 166 resultaron heridas por el ataque.
Al menos 37 personas murieron y unas 166 resultaron heridas por el ataque.

Varios ataques coordinados con bombas contra un café de Bagdad en la noche del miércoles dejaron 13 muertos, informaron fuentes oficiales este jueves, lo que lleva a 46 el número de víctimas mortales de la jornada.

El miércoles se registraron en Irak varios actos de violencia, incluyendo bombardeos y enfrentamientos armados.

La violencia se debe principalmente al descontento de la comunidad minoritaria árabe sunita, que protesta por la política del gobierno liderado por chiitas, por la violencia de las fuerzas de seguridad y por la guerra civil en la vecina Siria.

Los ataques coordinados se produjeron en un café de la zona Washash, en el oeste de Bagdad, matando a 13 personas e hiriendo a otras 40, según un nuevo balance de fuentes de seguridad y médicas.

Una primera bomba en la carretera cerca del café fue seguida por un atentado suicida, indicaron las mismas fuentes, que pidieron el anonimato.

La violencia en otros lugares dentro y alrededor de la capital dejó ocho muertos, mientras que cuatro policías perdieron la vida al estallar una bomba oculta bajo un cadáver en el norte de Bagdad.

También hubo ataques en las provincias de Diyala, Nínive y Kirkuk que dejaron seis muertos.

En la ciudad de Faluya, controlada por los militantes, los bombardeos de las fuerzas gubernamentales, así como enfrentamientos dentro y alrededor de la ciudad, mataron a 15 personas y dejaron 40 heridos el miércoles, según Ahmed Shami, el jefe de los médicos del principal hospital de la ciudad.

Etiquetado como: