20 mayo, 2014
Autoridades y personal de socorro hurgan entre los escombros dejados por las bombas que estallaron en un mercado en la ciudad de Jos.
Autoridades y personal de socorro hurgan entre los escombros dejados por las bombas que estallaron en un mercado en la ciudad de Jos.

Lagos

Al menos 118 personas murieron el martes tras la explosión de dos coches bomba en un concurrido mercado de la ciudad de Jos, en el centro de Nigeria, informaron fuentes policiales.

El número de cadáveres es actualmente de 118", declaró a la AFP Mohammed Abdulsalam, coordinador de la Agencia Nacional de Gestión de Crisis, estimando al mismo tiempo que podría haber más cadáveres entre los escombros.

En el ataque también resultaron heridas 45 personas, indicó a la prensa el comisario de la Policía del estado de Plateau, del que Jos es capital, Chris Olakpe, según el diario nigeriano The Vanguard.

Las explosiones se produjeron en un intervalo de unos 15 minutos en el mercado de Terminus, cerca de la estación de tren del mismo nombre.

Las autoridades creen que el número de víctimas podría ser más elevado porque el mercado estaba abarrotado en el momento del atentado, sobre las 3 p. m. hora local.

El coordinador de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias (NEMA) en la zona centro-norte del país, Abdulsalam Abubakar, afirmó que la cifra de víctimas puede ser “masiva” .

“Es una catástrofe” , aseguró Abubakar, sin precisar el número de fallecidos, al periódico Premium Times. “Fue en el mercado y en hora punta. Imaginad lo que puede haber pasado” , agregó el responsable de la NEMA.

Las cifras proporcionadas por la Policía de Plateau tampoco fueron confirmadas desde el Gobierno regional, que aseguró “no tener prisa” para precisar el número de víctimas del atentado en el conocido mercado de Terminus.

“El número de víctimas no ha sido confirmado porque las cifras todavía están siendo recopiladas por varios hospitales” , aclaró la responsable de Información del Gobierno de Plateau, Olivia Dazyam.

Añadió que las cifras se harán públicas “tan pronto como sea posible” .

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, condenó el doble atentado a través de un comunicado y calificó a los autores de “crueles y malvados” .

Jonathan destacó que ha movilizado a todas las agencias de seguridad y servicios de emergencia para ayudar a las víctimas y trasladó sus condolencias a las familias de los fallecidos, sin precisar su número.

Aseguró a todos los nigerianos que su gobierno “sigue dispuesto a ganar la guerra contra el terrorismo” , en alusión a la secta islamista Boko Haram.

Ese grupo ha asesinado a más de 3.000 personas en atentados perpetrados en los últimos cinco años en Nigeria, aunque, por el momento, no ha reivindicado el ataque del martes.

Jos ha sido golpeada por la violencia étnico-religiosa y por ataques de Boko Haram en el pasado.

Desde hace más de un mes, Boko Haram también mantiene secuestradas a más de 200 niñas, raptadas de una escuela de secundaria en Chibok, en el estado norteño de Borno