Incidente se produjo en el campo petrolero de Al Shaer, en la provincia central de Homs, en Siria

 29 octubre, 2014

Beirut

En la imagen se muestra a una brigada del grupo islámico ultraconservador Ahrar al-Sham durante un enfrentamiento con las fuerzas de gobierno.
En la imagen se muestra a una brigada del grupo islámico ultraconservador Ahrar al-Sham durante un enfrentamiento con las fuerzas de gobierno.

Los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) mataron a 30 miembros de las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bashar al-Asad, en un ataque contra un campo petrolero en la ciudad siria de Homs (centro), indicó este miércoles el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"El EI logró tomar el control de una parte del campo", después de que el ejército lo recuperara de manos de los yihadistas en julio, dijo Rami Abdel Rahmane, director del OSDH.

Rahmane aseguró que 30 vigilantes del campo y milicianos prorégimen habían muerto en el asalto, y que también había bajas en el bando yihadista, aunque no pudo dar una cifra exacta.

El campo de Al-Chaer, situado cerca del yacimiento arqueológico de Palmira, no es el primero en poder de los radicales: el EI ya se ha hecho con el control de varios campos petroleros y de gas en Siria e Irak.

Desde mediados de junio, la extracción de petróleo y su reventa en el mercado negro aporta al grupo un millón de dólares diarios, estimó el subsecretario del Tesoro estadounidense a cargo de la lucha contra el terrorismo, David Cohen.