Violencia se ha disparado este año en Irak, alcanzando niveles similares a los del 2008, cuando el país salía de una guerra civil tras la invasión liderada por Estados Unidos en el 2003

 19 diciembre, 2013

Bagdad (AFP).

Veinticinco personas murieron este jueves en dos atentados suicidas contra peregrinos chiítas en Iraq y cinco miembros de una familia perdieron la vida en un ataque de insurgentes al oeste de Bagdad, informaron responsables de los servicios de seguridad.

Irak
Irak

El primer atentado mató a 17 personas. Tuvo lugar en el sector de Dora, al sur de Bagdad, en una carpa donde peregrinos chiítas recibían comida y bebidas antes de partir hacia la ciudad santa de Kerbala, en el centro del país.

Más tarde, un suicida hizo detonar su carga en medio de peregrinos chiítas en Yusifiya, al sur de Bagdad, con un saldo de ocho muertos y al menos 32 heridos, según las autoridades.

Cientos de miles de personas hacen la peregrinación a Kerbala durante los cuarenta días que siguen a la Ashura, principal fiesta religiosa para la comunidad chiíta que conmemora la muerte del imán Husein.

El día 40 cae este año en el 23 de diciembre.

Los insurgentes sunitas, sobre todo los vinculados a al-Qaeda, suelen tomar como blanco a la comunidad chiíta, mayoritaria en Irak, a la que califican de "apóstatas".

Al oeste de Bagdad, en la región de Abu Ghraib, unos insurgentes vestidos con uniforme militar atacaron la casa de un miembro de las milicias Sahwa y lo mataron a él, a su mujer y a sus tres hijos.

Estas milicias sunitas fueron creadas en el 2006 por el ejército estadounidense para luchar contra al-Qaeda y desde entonces ayudaron a reducir considerablemente la violencia. Los insurgentes sunitas los consideran traidores.

La violencia se ha disparado este año en Irak, alcanzando niveles similares a los del 2008, cuando el país salía de una guerra civil tras la invasión liderada por Estados Unidos en el 2003.

Etiquetado como: