14 febrero
Abimal Guzmán cuando enfrentó un juicio en noviembre del 2004 en El Callao, Perú.
Abimal Guzmán cuando enfrentó un juicio en noviembre del 2004 en El Callao, Perú.

Lima

El nuevo juicio a Abimael Guzmán, líder y fundador del grupo maoísta Sendero Luminoso y condenado a cadena perpetua en Perú, por un atentado que dejó 25 muertos en 1992 en Lima, se aplazó este martes por enfermedad del procesado.

"El Tribunal dispone suspender la audiencia hasta el martes 28 de febrero por el tema de la salud de Abimael Guzmán", dijo el juez René Martínez, presidente de la Sala Penal Nacional que programó la audiencia.

Guzmán, de 82 años, no fue llevado desde su celda a la sala por sufrir un cuadro diarreico agudo, según un informe médico de las autoridades penintenciarias.

El líder de Sendero Luminoso está recluido en una base naval del Callao (oeste), vecina a Lima, donde cumple desde 1992 una condena por delitos de "terrorismo". Sendero Luminoso es una agrupación considerada terrorista en Perú.

La ausencia de Guzmán motivó a su abogado, Alfredo Crespo, a solicitar al juez la suspensión de la audiencia. El juez dispuso que la nueva fecha sea el 28 de febrero.

Según Crespo, su patrocinado sufre desde hace un mes problemas estomacales, que atribuyó a una deshidratación por el calor del verano.

"Solicito que se reprograme la audiencia y se les traslade de inmediato a un hospital para que reciba un tratamiento", indicó el abogado.

Junto a Guzmán, son también procesados otros once dirigentes de Sendero Luminoso que cumplen a su vez condenas por terrorismo desde hace más de dos décadas. Entre ellos destaca la esposa de Guzmán, Elena Iparraguirre.

Los acusados también serán juzgados por el delito de tráfico ilícito de drogas, ya que el grupo senderista está señalado de proteger las actividades de narcotraficantes a partir de los años 80.

En enero, un tribunal rechazo un pedido de Alfredo Crespo, abogado de Guzmán, de declarar nulo el juicio por prescripción. El defensor argumentó además que ya habían sido condenados los autores directos del crimen, del que presuntamente la cúpula no tuvo conocimiento.

Sin embargo, la jueza Mercedes Cabello rechazó la medida al recordar que los delitos por terrorismo no caducan, y recordó que el propio Guzmán había dicho que "el atentado de Tarata fue un error".

Guzmán fundó su agrupación en 1969 bajo el nombre de Partido Comunista del Perú e inició en mayo de 1980 lo que denominó una "guerra popular".

La guerra de Sendero Luminoso dejó unos 70.000 muertos entre 1980 y 2000 tras desatarse una represión militar, según un informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Pese a que la organización se vio diezmada tras la captura de Guzmán en 1992, Sendero posee remanentes en la zona central del país, que todavía actúan en alianza con el narcotráfico, según las autoridades.

Matanza de civiles. El atentado con coche bomba objeto del proceso ocurrió en la calle Tarata, en el acomodado distrito limeño de Miraflores, la noche del 16 de julio de 1992. La explosión acabó con la vida de 25 personas, dejó más de un centenar de heridos y destruyó viviendas, autos y locales comerciales.

Fue la primera vez que un objetivo civil fue blanco de un acto considerado terrorista.

El escenario fue de terror.

"Todos bajaban con heridas en la cara. Todos tenían algún tipo de lesión. En el trayecto también pude ver cadáveres mutilados, pude ver escenas que realmente me hacían pensar que estábamos viviendo una guerra", contó a la Comisión de la Verdad Osvaldo Cava, quien halló muerto a su hermano en uno de los edificios de la zona, recuerda el diario El Comercio.

La Fiscalía solicitó que los acusados sean condenados a cadena perpetua y al pago de 400.000 soles (unos $122.000) como reparación civil a las víctimas.

Los acusados también serán juzgados por el delito de tráfico ilícito de drogas, ya que el grupo senderista está señalado de proteger las actividades de narcotraficantes a partir de los años 80, señala la nota.

En enero, un tribunal rechazo un pedido de Alfredo Crespo, abogado de Guzmán, de declarar nulo el juicio por prescripción. El defensor argumentó además que ya habían sido condenados los autores directos del crimen, del que presuntamente la cúpula no tuvo conocimiento.

La guerra de Sendero Luminoso dejó unos 70.000 muertos entre 1980 y el 2000 tras desatarse una represión militar, según un informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Sin embargo, la jueza Mercedes Cabello rechazó la medida al recordar que los delitos por terrorismo no caducan, y recordó que el propio Guzmán había dicho que "el atentado de Tarata fue un error".

Guzmán fundó su agrupación en 1969 bajo el nombre de Partido Comunista del Perú-Sendero e inició en mayo de 1980 lo que denominó una "guerra popular".

La guerra de Sendero Luminoso dejó unos 70.000 muertos entre 1980 y el 2000 tras desatarse una represión militar, según un informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Pese a que la organización se vio diezmada tras la captura de Guzmán en 1992, Sendero posee remanentes en la zona central del país, que actúan en alianza con el narcotráfico, según las autoridades.