30 octubre, 2014

Colombo. AFP y AP. Unas 100 personas murieron tras ser sepultadas vivas por un alud de lodo causado por las fuertes lluvias del monzón en la región central de Sri Lanka, anunciaron las autoridades.

“Alrededor de 100 personas quedaron sepultadas vivas”, declaró el ministro de Gestión de Desastres, Mahinda Amaraweera. “No hay ninguna posibilidad de que hayan sobrevivido”, agregó.

“Inicialmente, habíamos calculado que había unos 300 desaparecidos, pero la mayoría de ellos estaban trabajando o habían ido a clase”, afirmó.

Además, “unas 140 casas han quedado sepultadas bajo el barro” en la región de Koslanda, a 200 kilómetros al este de la capital, Colombo, dijo Sarath Kumara, portavoz del Centro Nacional de Gestión de Desastres.

Las lluvias torrenciales también han anegado partes de varias autopistas nacionales, explicaron los responsables, lo que está dificultando el movimiento de los vehículos y las labores de rescate.

De hecho, las labores de auxilio fueron aplazadas hasta hoy debido a las persistentes lluvias y al riesgo de que se produzcan nuevos aludes, dijo el coordinador militar del Centro Nacional de Gestión de Desastres, S.M.H. Imaduwage.

Damnificados abandonan el lugar con unas pocas pertenencias. | EFE
Damnificados abandonan el lugar con unas pocas pertenencias. | EFE

El desastre se produjo en la plantación de té de Meeriyabedda, situada en una región acostumbrada a este tipo de situación. Los residentes habían sido advertidos en varias ocasiones de que debían evacuar la zona.

El alud se produjo a las 7 a. m. local, media hora después de la hora de inicio de las labores en las plantaciones de té y del momento en que los niños se van a la escuela. Por ello, resulta difícil calcular el número de personas que continúan atrapadas en el lugar.

En junio, 13 personas murieron en avalanchas de lodo similares, producidas cerca de Colombo, la capital de Sri Lanka.

Etiquetado como: