Un hombre hizo estallar un coche bomba en medio del lugar que estaba lleno de gente.

 15 julio, 2014
Agentes de seguridad afganos toman posiciones en el escenario de un asalto talibán en la sede del departamento de Justicia en Jalalabad (Afganistán).
Agentes de seguridad afganos toman posiciones en el escenario de un asalto talibán en la sede del departamento de Justicia en Jalalabad (Afganistán).

Al menos 89 personas murieron y otras 42 resultaron heridas este martes en un atentado suicida contra un mercado de la provincia afgana de Paktika (este), cerca de la frontera con Pakistán, informaron las autoridades locales.

Un hombre hizo estallar un coche bomba en medio de un mercado del distrito local de Urgun que estaba lleno de gente.

"No sabemos cuál era el blanco, pero la explosión fue muy fuerte", dijo dijo a la AFP Mohamad Razaq Kharoty, el jefe del distrito. Añadió que el atentado causó destrozos en decenas de comercios y de viviendas de los alrededores.

El portavoz del ministerio del Interior Sediq Sediqi confirmó los hechos. Explicó que los explosivos habían sido colocados en un camión que la policía intentó detener en vano.

Por el momento el atentado no ha sido reivindicado, pero los insurgentes talibanes suelen cometer ataques suicidas en el país.

La provincia de Paktika, uno de los refugios de los talibanes de la red Haqani, es fronteriza con las zonas tribales paquistaníes donde el ejército lleva a cabo desde hace un mes una ofensiva contra los rebeldes islamistas.

Según muchos testimonios locales, cientos de combatientes cruzaron la frontera con Afganistán desde el comienzo de la ofensiva.

Etiquetado como: