Las precarias infraestructuras y viviendas de Afganistán, especialmente en las zonas más remotas, hacen que las inundaciones causen gran número de muertos

 4 agosto, 2013

Al menos 61 personas murieron en los dos últimos días en el este de Afganistán a consecuencia de las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales, informó hoy a Efe una fuente oficial.

En Pakistán, donde también hay inundaciones desde el viernes, el numeró de fallecidos por las lluvias torrenciales llegó hoy a 34 personas,
En Pakistán, donde también hay inundaciones desde el viernes, el numeró de fallecidos por las lluvias torrenciales llegó hoy a 34 personas,

Las fuertes lluvias afectaron a las provincias de Wardak, Khost y Kabul, y en esta última se registraron la mayor parte de las víctimas mortales en su distrito de Sarobi, dijo un miembro de la Autoridad Nacional de Desastres, Ghulam Faruq.

"De acuerdo con nuestro último informe 42 personas murieron en Sarobi", afirmó Faruq, quien añadió que 237 casas en 13 pueblos han sido destruidas, en cuyos escombros esperan encontrar más cadáveres. Las inundaciones se han producido en el verano más caluroso en Afganistán en 50 años.

Las precarias infraestructuras y viviendas de Afganistán, especialmente en las zonas más remotas, hacen que las inundaciones causen gran número de muertos cuando las lluvias son abundantes.

Al menos 20 personas murieron y cerca de 1.900 casas fueron destruidas a causa de unas riadas en el norte de Afganistán el pasado abril.

Etiquetado como: