Entre los muertos había cinco policías, dos mujeres y cinco niños.

 9 marzo, 2014
Al menos 37 personas murieron y unas 166 resultaron heridas por el ataque.
Al menos 37 personas murieron y unas 166 resultaron heridas por el ataque.

Al menos 37 personas murieron y unas 166 resultaron heridas este domingo cuando un suicida hizo estallar su cinturón de explosivos en la fila de un control policial en una carretera en Irak, indicaron fuentes médicas y de seguridad.

La explosión se produjo en un momento de mucha afluencia en la entrada norte de la ciudad de Hilla, a 95 km al sur de Bagdad, añadieron las mismas fuentes.

El anterior balance señalaba 34 muertos y 167 heridos.

El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, acusó el sábado a Arabia Saudita y a Catar de desestabilizar al país, al apoyar a grupos insurgentes.

"Atacan a Irak, vía Siria, y de manera directa. Han declarado la guerra a Irak", afirmó Maliki al canal France 24.

La televisión estatal iraquí señaló que dos de sus empleados fallecieron también en esta explosión, que causó a su vez destrozos en decenas de vehículos.

"Algunas de las víctimas murieron carbonizadas dentro de sus coches", precisó una fuente policial.

El ataque dejó 37 muertos y 166 heridos, afirmaron un teniente de policía y un médico del hospital de Hilla, que solicitaron el anonimato. Entre los muertos había cinco policías, dos mujeres y cinco niños, agregaron.

En Abu Graib, al oeste de Bagdad, un tiroteo en otro puesto de control se saldó con la muerte de dos soldados y otro militar herido. Un coronel de policía y dos policías más fallecieron en otros tres ataques al norte de Bagdad.

Etiquetado como: