17 noviembre, 2013

Beirut

Un atentando en Damasco, Siria, cobró la vida de al menos 31 altos funcionarios del ejército de esa nación, en guerra civil.
Un atentando en Damasco, Siria, cobró la vida de al menos 31 altos funcionarios del ejército de esa nación, en guerra civil.

Al menos 31 militares, entre ellos cuatro oficiales, murieron el domingo en un ataque con bomba contra una base del ejército cerca de Damasco, indicó una organización no gubernamental siria.

"Tres generales y un brigadier general figuran entre los 31 militares muertos en un ataque con bomba que causó que un edificio en la base militar de Harasta colapsara", indicó el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdul Rahman.

"El momento en que se lanzó este ataque es significativo", cuando el ejército de Bashar al Asad lleva a cabo una ofensiva para aplastar las posiciones rebeldes alrededor de Damasco, estimó.

Según las primeras estimaciones, la bomba fue colocada o "en el interior del edificio, o abajo, en un túnel", dijo Rahman, por lo que se cree que rebeldes habrían infiltrado la base.