Uno de los fallecidos es un importante comandante talibán, el mulá Osman, mientras que dos de los heridos son miembros el Ejército Nacional Afgano

 22 noviembre, 2014
Soldados estadounidenses resguardan el lugar donde se produjo el ataque, en Kabul (Afganistán).
Soldados estadounidenses resguardan el lugar donde se produjo el ataque, en Kabul (Afganistán).

Kabul

Al menos 22 personas murieron, dos militares y 20 insurgentes, y otras 30 resultaron heridas al repeler este sábado el ejército afgano un ataque contra una de sus bases en el este de Afganistán, informaron a Efe fuentes oficiales.

Uno de los fallecidos es un importante comandante talibán, el mulá Osman, mientras que dos de los heridos son miembros el Ejército Nacional Afgano (ANA), otro es un policía y el resto son insurgentes, dijo el jefe de Policía en la provincia de Nuristán, Abdul Baqi Nuristani.

Los combates empezaron hacia las 08:45 hora local, 10:45 p. m. hora de Costa Rica, en el distrito de Kamdesh de esta provincia y duraron unas dos horas, aseguró el portavoz del Ministerio de Defensa, Zahir Azimi.

Los talibanes reclamaron la autoría y su portavoz, Zabihullah Mujahid, afirmó en su cuenta en Twitter que atacaron tres puestos de control y mataron e hirieron al menos a trece miembros de las fuerzas de seguridad.

Nuristán es una de las provincias con mayor inseguridad en el país asiático.

La insurgencia ha incrementado sus ataques contra objetivos de las fuerzas de seguridad afganas y de la misión de la OTAN en Afganistán, la ISAF, tras la firma en septiembre de un acuerdo de seguridad entre el nuevo Gobierno del país y Estados Unidos.

El primer vicepresidente de Afganistán, el general Abdul Rashid Dostum, advirtió recientemente de que los insurgentes tienen apoyos internos para aumentar estos ataques, como a su juicio se puso en evidencia cuando el día 9 un suicida logró entrar en los cuarteles de la Policía en Kabul.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más violentas después de que el año pasado las fuerzas afganas se hicieran responsables de la seguridad tras la retirada paulatina de la misión de la OTAN, la ISAF, que culminará a finales de 2014.

No obstante, la OTAN ha anunciado que mantendrá en el país unos 12.500 militares a partir de 2015, de ellos alrededor de 9.800 soldados de Estados Unidos.

Etiquetado como: