Empleados de la industria textil piden que se eleve el salario mínimo mensual de los actuales $38, el sueldo más bajo del sector en el mundo

 23 septiembre, 2013

Unas 140 personas resultaron heridas este lunes en enfrentamientos entre la policía y trabajadores del sector textil bangladesíes que reclamaban una mejora salarial en varios puntos de Bangladés, informó la prensa local.

Las protestas continuaron por tercer día consecutivo con unas 100 fábricas cerradas y miles de trabajadores en las calles en Dacca, en la cercana ciudad de Gazipur, y Savar, el suburbio industrial de la capital, según el diario The Daily Star.

Trabajadores del sector textil siguen firmes en las protestas que ya dejan unos 140 heridos.
Trabajadores del sector textil siguen firmes en las protestas que ya dejan unos 140 heridos.

Los mayores disturbios se produjeron en Gazipur, donde los manifestantes atacaron un campamento militar, del que robaron ocho rifles y dañaron diez fábricas y 115 vehículos, de acuerdo con el periódico.

Los trabajadores bloquearon con barricadas autopistas que conectan Dacca con el resto del país durante varias horas y las fuerzas del orden recurrieron a gases y porras para reabrir las carreteras.

Los empleados del textil piden que se eleve el salario mínimo mensual de los actuales $38, el sueldo más bajo del sector en el mundo, hasta los $102.

Sin embargo, la Asociación de Productores y Exportadores de Textiles (BGMEA) ofreció elevar el sueldo mínimo hasta los $46. Los trabajadores consideran insuficiente esta oferta.

Tras el derrumbe del edificio Raza Plaza el pasado abril, que causó 1.127 muertos en la peor tragedia industrial de Bangladés, el Gobierno y multinacionales occidentales han tomado medidas para mejorar la situación laboral de los trabajadores.