Los pastores armados, que vestían uniforme militar y llegaron a la aldea en más de 100 motocicletas, irrumpieron en una reunión especial de seguridad de los vigilantes de la comunidad.

 7 abril, 2014
Nigeria vive de nuevo la violencia entre etnias. Al menos 69 personas murieron en el noreste del país.
Nigeria vive de nuevo la violencia entre etnias. Al menos 69 personas murieron en el noreste del país.

Al menos 105 personas han muerto en una aldea del estado de Zamfara (norte de Nigeria), tras un ataque perpetrado por pastores musulmanes armados de la etnia fulani, informaron hoy los medios locales.

El asalto se produjo el pasado sábado en Yar Galadima y, aunque las primeras informaciones apuntaron a que hubo 30 víctimas mortales, testigos citados por el periódico local “The Punch” señalaron que la cifra aumentó hasta al menos 105.

Los pastores armados, que vestían uniforme militar y llegaron a la aldea en más de 100 motocicletas, irrumpieron en una reunión especial de seguridad de los vigilantes de la comunidad.

“Los hombres armados redujeron a los vigilantes. Usaron cuchillos para masacrar a unos, mientras que a otros les dispararon”, afirmó un testigo citado por el diario.

Este testigo explicó que se habían recuperado más de 100 cadáveres, pero reconoció que podría haber más entre los arbustos próximos al lugar.

El ataque se prolongó durante más de tres horas y, según los testigos, no hubo ninguna respuesta por parte de la Policía ni de otros cuerpos de las fuerzas de seguridad.

Algunos de los fallecidos en el ataque fueron enterrados este domingo en una ceremonia presenciada por el Gobernador del Estado, Abdullaziz Yari.

El pasado viernes, las autoridades del estado nigeriano de Nasarawa, en el centro del país, acusaron al Ejército de matar a 23 personas de la etnia fulani que asistían a un funeral en locales del Gobierno municipal de la localidad de Keana.

La lucha por la apropiación de los recursos naturales entre pastores musulmanes y granjeros cristianos es una de las principales causas de la violencia en Nigeria, donde esas comunidades compiten por el pasto y el agua.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales.

Etiquetado como: