Parte de las víctimas "murieron tiroteadas y quemadas en sus casas y otras fueron seccionadas a machetazos", precisó y agregó que hubo también numerosos heridos y que los pueblos fueron totalmente quemados.

 16 marzo, 2014
Nigeria vive de nuevo la violencia entre etnias. Al menos 69 personas murieron en el noreste del país.
Nigeria vive de nuevo la violencia entre etnias. Al menos 69 personas murieron en el noreste del país.

Al menos 100 personas murieron en ataques dirigidos contra tres pueblos del centro de Nigeria, en un contexto de fuerte tensión entre comunidades de la región, informaron el domingo responsables locales a la AFP.

"Hay por lo menos 100 cuerpos procedentes de tres pueblos atacados por hombres armados", declaró a la AFP Yakubu Bitiyong, diputado del Estado de Kaduna, donde se produjeron a los ataques durante la noche del viernes al sábado.

Unos 40 asaltantes armados con fusiles y machetes atacaron las localidades de Angwan Gata, Chenshyi y Angwan Sankwai, en el distrito de Kaura, en el sur del Estado de Kaduna, y abrieron fuego contra habitantes en sus domicilio, donde dormían, según Bitiyong.

Parte de las víctimas "murieron tiroteadas y quemadas en sus casas y otras fueron seccionadas a machetazos", precisó y agregó que hubo también numerosos heridos y que los pueblos fueron totalmente quemados.

El comisario de la policía de Kaduna, Aminu Lawan, confirmó los ataques pero no quiso dar un balance de víctimas.

Lawan también se negó a dar precisiones sobre el origen de los agresores, cuando la población local acusa a los pastores musulmanes Fulanis.

Chenshyi, donde murieron al menos 50 personas, fue el más afectado, según Adamu Marshall, portavoz de la Unión del Pueblo de Kaduna Sur (SOKAPU), una asociación política y cultural de la región, cuyo balance concuerda con el de Bitiyong.

"Los asaltantes robaron comida e incendiaron los graneros", declaró a la AFP. "La gente está todavía escondida entre los matorrales, tienen miedo de volver a casa", agregó.

Etiquetado como: