30 julio, 2013

Pekín

Una ola de calor azota a varias localidades chinas, entre ellas a Shanghái.
Una ola de calor azota a varias localidades chinas, entre ellas a Shanghái.

Al menos diez personas han fallecido a causa de la ola de calor que estos días afecta a la ciudad oriental china de Shanghái, que sufre el mes de julio más caluroso desde que empezó a registrar datos meteorológicos hace 140 años, informó hoy la prensa oficial del país asiático.

Los fallecidos sufrieron golpes de calor que, según las autoridades sanitarias locales, se han hecho frecuentes en una ciudad donde se han registrado temperaturas superiores a los 38 grados durante ocho días consecutivos.

Médicos citados por la agencia Xinhua recomendaron a los vecinos de la mayor ciudad de China, especialmente a los más mayores, que utilicen sus aires acondicionados (la mayoría de los atendidos por golpes de calor los sufrieron en casa, y algunos tenían esos aparatos apagados para ahorrar o por temor a que les causen enfermedades respiratorias) .

El calor en la ciudad es tal que un canal televisivo local, Shanghai TV, demostró en directo que poniendo un filete de carne sobre el pavimento de una acera éste quedaba asado en 10 minutos, como en una barbacoa.

La ola de calor, que también afecta a una docena de provincias de la mitad sur del país, ha obligado a las autoridades a establecer un mecanismo de alerta por posibles emergencias.

Etiquetado como: