Según Estados Unidos, estos prisioneros son "personas peligrosas", directamente relacionadas con ataques contra soldados de la OTAN y miembros de las fuerzas afganas.

 13 febrero, 2014
La policía afgana traslada a uno de los heridos en el atentado a un restaurante extranjero en Kabul, Afganistán.
La policía afgana traslada a uno de los heridos en el atentado a un restaurante extranjero en Kabul, Afganistán.

Las autoridades afganas liberaron este jueves a 65 presuntos combatientes talibanes de la prisión de Bagram a pesar de las protestas de Estados Unidos, que les considera una amenaza para la seguridad del país, indicaron responsables.

"Los 65 presos fueron liberados y abandonaron el recinto de la prisión de Bagram esta mañana", declaró a la AFP Abdul Shukor Dadras, miembro del comité encargado de evaluar la situación de las personas encarceladas en las cárceles afganas.

"Les hemos liberado. Se fueron en coche a su casa pero no hemos organizado su transporte", confirmó a la AFP el general Ghulam Faruq, jefe de la policía militar en la prisión de Bagram.

Kabul anunció el 9 de enero que un total de 72 detenidos de la prisión de Bagram, cerca de Kabul, la capital, serían liberados por falta de pruebas contra ellos, lo que desató las protestas de los responsables estadounidenses.

Según Estados Unidos, estos prisioneros son "personas peligrosas", directamente relacionadas con ataques contra soldados de la OTAN y miembros de las fuerzas afganas.

La liberación de estos 65 prisioneros es "un paso hacia atrás para el estado de derecho en Afganistán" y "una fuente de inquietud legítima" para las fuerzas de seguridad afganas e internacionales, que luchan contra la insurrección de los talibanes, dijo esta semana el ejército estadounidense.

Etiquetado como: