País suspendió las negociaciones sobre un acuerdo de seguridad con Washington

 19 junio, 2013

Kabul.

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, participó el martes en una conferencia con autoridades de la OTAN.
El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, participó el martes en una conferencia con autoridades de la OTAN.

El gobierno afgano suspendió el miércoles las negociaciones sobre un acuerdo de seguridad con Washington y amenazó con boicotear las discusiones con los talibanes, en señal de descontento por el anuncio de nuevos contactos directos entre Estados Unidos y los rebeldes islamistas.

El presidente estadounidense Barack Obama, de visita oficial en Berlín, reaccionó indicando que "espera que el proceso continúe pese a los desafíos".

Los talibanes y los estadounidenses anunciaron el martes la reanudación de contactos con vistas a negociaciones de paz, después de la apertura ese mismo día de una oficina de representación talibán en Doha, capital de Catar, un acontecimiento histórico después de más de once años de guerra.

Washington, que dirige la fuerza internacional de la OTAN en Afganistán (Isaf), aliada del gobierno de Kabul frente a los rebeldes, anunció poco después que enviará emisarios a Doha.

Pero estos anuncios no fueron del agrado del presidente afgano Hamid Karzai, que teme quedar al margen del proceso debido a que los talibanes no lo reconocen como interlocutor por considerar que su gobierno es ilegítimo.

El portavoz de Karzai, Aimal Fauzi, anunció el miércoles la suspensión de las negociaciones sobre el acuerdo bilateral de seguridad, en señal de protesta.

"Hay una contradicción entre lo que el gobierno estadounidense dice y lo que hace en lo que respecta a las negociaciones de paz", declaró Faizi.

El acuerdo bilateral debe definir las modalidades de la presencia estadounidense en Afganistán una vez que termine la misión de combate de la OTAN al final de 2014, así como el número de bases estadounidenses en el país y el estatuto de los soldados de Estados Unidos en Afganistán.