8 julio, 2014

Miami. AFP. La línea aérea estadounidense Delta anunció ayer que a partir del 1.° de agosto recortará sus vuelos a Venezuela, de uno diario a tan solo uno semanal, en medio de la disputa por la deuda millonaria que mantiene Caracas con las compañías aéreas.

“Es efectivo: el 1.° de agosto de 2014 Delta Air Lines reducirá su servicio diario entre Atlanta y Caracas a un servicio semanal, volando de Atlanta a Caracas los sábados y regresando de Caracas a Atlanta los domingos”, indicó la empresa en un comunicado.

Delta, con sede en Atlanta, Georgia, se une de esta manera a la larga lista de empresas que han tomado medidas ante la deuda de más de $4.200 millones que el gobierno del presidente Nicolás Maduro mantiene con varias aerolíneas internacionales.

Dos líneas aéreas cancelaron sus operaciones en Venezuela y una decena las ha reducido.

“Delta ha ofrecido un servicio ininterrumpido a Venezuela por 15 años. Valoramos nuestra relación comercial con el Gobierno de Venezuela y estamos comprometidos con servir al mercado venezolano”, señala el comunicado.

La firma aérea no divulgó el monto que le adeuda Caracas.

La aerolínea estadounidense, American Airlines, la cual tenía mayores operaciones entre Venezuela y el país norteamericanos, redujo sus vuelos de 48 a 10 semanales y eliminó varios destinos.

Caracas prometió pagos de manera escalonada y con quitas promedio del 20%, lo que fue aceptado por empresas como la española Air Europa y Aerolíneas Argentinas.

Sin embargo, las empresas que acumulan mayores deudas por cobrar, como American, Copa ($500 millones), Avianca ($300 millones), Air France ($270 millones) e Iberia ($200 millones), no han llegado a acuerdos con el Gobierno.

En Venezuela, donde rige un estricto control de cambios, las aerolíneas están obligadas a vender sus boletos en bolívares y luego a iniciar un largo peregrinaje a través de la burocracia estatal para obtener los dólares.

En medio de una sequía de divisas en el país con las mayores reservas petroleras, casi se paralizaron los pagos al sector desde hace un año. En respuesta, las compañías suspendieron vuelos y bloquean la venta de boletos en Venezuela.