El conductor del autobús siniestrado perdió el control del vehículo por exceso de velocidad,

 29 enero, 2015
Las fuerzas de seguridad afganas inspeccionan el sitio del ataque suicida en Jalalabad, al este de Kabul, Afganistán.
Las fuerzas de seguridad afganas inspeccionan el sitio del ataque suicida en Jalalabad, al este de Kabul, Afganistán.

Al menos 27 personas murieron y otras 33 resultaron heridas, diez de ellas de gravedad, al colisionar hoy frontalmente el autobús en el que viajaban con un camión en la provincia de Zabul, en el sur de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El accidente se produjo en una autopista de la capital provincial, Qalat, cuando el conductor del autobús siniestrado perdió el control del vehículo por exceso de velocidad, dijo el jefe de Seguridad de Zabul, Ghulam Jailani Farahi.

El director añadió que cuatro de los fallecidos eran menores y que el número de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas, ya que al menos una decena de personas se encuentran en estado crítico.

Los heridos leves ingresaron en un hospital de la región, mientras que los graves fueron trasladados a un centro de la provincia de Kandahar -situada al sur de Zabul-, de dónde había partido el autobús siniestrado.

Más de 3.000 personas mueren anualmente en las carreteras afganas en accidentes de tráfico, debido a la falta de experiencia de muchos conductores, así como al mal estado de los vehículos y de las vías.

A ello se suma la inseguridad en el país, que lleva a muchos conductores a circular muy por encima de la velocidad recomendada para evitar ataques.

Etiquetado como: