Fueron acusados por "poner en peligro la seguridad del Estado"

 8 enero, 2015

Pekín

Xi Jinping hizo su primera visita a Costa Rica el año pasado. | ARCHIVO LN.
Xi Jinping hizo su primera visita a Costa Rica el año pasado. | ARCHIVO LN.

China detuvo o encausó por razones políticas a 2.318 personas en 2013, en la gran mayoría de casos mediante procedimientos opacos, anunció el jueves la Fundación Dui Hua ("Diálogo"), basada en Estados Unidos.

Estas 2.318 personas fueron acusadas de "poner en peligro la seguridad del Estado", un motivo ambiguo, y de carácter demasiado general, que permite a las autoridades comunistas reprimir la disidencia, en particular a los miembros de ciertas minorías étnicas.

En un comunicado, la Fundación explicó haber analizado las estadísticas oficiales de la oficina del ministerio fiscal, centralizadas en Pekín.

La mayoría de los nombres de las personas implicadas demuestran que son de origen tibetano o del Xinjiang, gran región parcialmente poblada por musulmanes turcófonos, que aseguran ser víctimas de discriminaciones.

Según Dui Hua, en el año 2013 —en el que Xi Jinping asumió en marzo sus funciones de presidente— se produjo una fuerte alza de persecuciones por razones políticas en China.

En los diez años anteriores ese balance fue solamente superado en 2008, año que estuvo marcado por un fuerte movimiento de protesta en las zonas tibetanas chinas.

Etiquetado como: