El ataque se produjo en el distrito de Bolan, situado a 70 kilómetros al sudeste de Quetta, la capital de esta provincia donde hay una insurrección local.

 6 agosto, 2013

Rebeldes secesionistas de la provincia pakistaní de Baluchistán (suroeste) mataron a al menos 14 personas tras haber interceptado a sus vehículos en un falso retén, indicaron este martes las autoridades.

El ataque se produjo en el distrito de Bolan, situado a 70 kilómetros al sudeste de Quetta, la capital de esta provincia donde hay una insurrección local.

"Los infieles bloquearon la carretera en dos lugares. Primero secuestraron a cinco guardias fronterizos [una unidad paramilitar] de su vehículo patrulla y robaron sus walkie-talkies y sus armas", dijo al AFP Akbar Husain Durrani, el equivalente del ministro del interior de la provincia.

Luego los rebeldes detuvieron dos autocares y secuestraron a 13 personas. La fuerzas de seguridad persiguieron a los insurgentes, que lanzaron un cohete y mataron a un agente.

La provincia de Baluchistán, rica en petróleo y en gas y fronteriza con Irán y Afganistán, es el escenario de actos violentos contra la minoría chiita, de ataques de combatientes talibanes y de una insurrección local.

Los rebeldes baluchis se levantaron en armas en 2004 pidiendo la independencia de esta región, una de las más pobres de Pakistán, así como una mejor repartición de sus recursos.

Etiquetado como: