Al menos unas 1.300 personas murieron durante masacre este miércoles

 22 agosto, 2013

Damasco

Civiles libaneses y sirios sostienen pancartas y velas, ya que participan en una vela encendida vigilia frente a las oficinas de la sede de las Naciones Unidas en Beirut, en solidaridad con los civiles sirios que murieron.
Civiles libaneses y sirios sostienen pancartas y velas, ya que participan en una vela encendida vigilia frente a las oficinas de la sede de las Naciones Unidas en Beirut, en solidaridad con los civiles sirios que murieron.

La comunidad internacional, así como las organizaciones de derechos humanos, reclaman que los expertos de la ONU, presentes en Siria, verifiquen si son ciertas las acusaciones de la oposición sobre un recurso a armas químicas por parte del régimen.

El ministro de Exteriores de Egipto, Nabil Fahmi, mostró su "estupor" por el asesinato de más de mil sirios y pidió una investigación para verificar las informaciones que apuntan al uso de armas químicas por parte del régimen sirio en ese caso.

Egipto rechaza cualquier uso de armas químicas y no cree que la solución militar saque a Siria del conflicto, sostuvo el ministro egipcio, para quien "Damasco debe confirmar que aún desea llegar a soluciones políticas mediante negociaciones" .

En tanto la oposición decía que había más de 1.300 muertos, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, solo contabilizó 170 muertos en un ataque lanzado por las tropas del régimen, pero sin poder confirmar que se había recurrido a armas químicas.

Según el OSDH las fuerzas aéreas y militares del régimen atacaron de nuevo el jueves el mismo sector.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, exigió hoy que se impongan nuevas sanciones a Siria al considerar que se han sobrepasado " numerosas líneas rojas " en el país, en referencia al supuesto uso de armas químicas.

"Si no se aprueban sanciones inmediatas, las medidas no tendrán poder disuasorio" , manifestó en una comparecencia ante los medios de comunicación en Berlín, junto al titular alemán de Exteriores, Guido Westerwelle.

El jefe de la diplomacia germana exigió una investigación urgente del supuesto ataque con armas químicas registrado a las afueras de Damasco que, según los rebeldes, ha causado la muerte de unas 1.300 personas, unas acusaciones que fueron rechazadas casi de forma inmediata por el régimen.

Francia es partidaria de reaccionar "con fuerza" si se comprueba que se cometió una matanza con armas químicas en Siria , declaró este jueves el ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius, quien descarta categóricamente el envío de tropas terrestres.

"Si se comprueba, la posición de Francia es que hace falta una reacción", "una reacción que puede adquirir la forma de una reacción con fuerza", declaró a RMC y a BFM-TV.

"Hay posibilidades de reaccionar", dijo, pero no quiso dar precisiones. De todos modos consideró "imposible" enviar tropas terrestres.