Dos personas resultaron heridas cuando un mortero artesanal cayó sobre su vivienda en una zona del suroeste del país

 21 enero, 2014

Bogotá

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC decidieron prolongar el diálogo de paz que mantienen, con el objetivo de cerrar un acuerdo en torno a la participación política del grupo armado.
El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC decidieron prolongar el diálogo de paz que mantienen, con el objetivo de cerrar un acuerdo en torno a la participación política del grupo armado.

Una mujer indígena murió y dos personas resultaron heridas cuando un mortero artesanal cayó sobre su vivienda en una zona del suroeste del país, informaron el martes las autoridades al atribuir el ataque a miembros de las FARC.

El hecho ocurrió pasadas las este lunes en la noche en una zona rural de Toribío, en el departamento de Cauca y a unos 320 kilómetros al suroeste de Bogotá, aseguró el general del ejército Wilson Cabra, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, que opera en aquella región del país.

La víctima fatal fue identificada como Vicky Soto, de 24 años, añadió el oficial en entrevista telefónica con The Associated Press. Dijo que los dos heridos estaban fuera de peligro y eran atendidos en un hospital de la zona.

El defensor del Pueblo de Toribío, Héctor Fabio Idrobo, indicó que se presentó primero un hostigamiento de la guerrilla y luego combates con el ejército que se extendieron una dos horas y uno de los morteros artesanales cayó en la vivienda donde murió la mujer y las otras dos personas resultaron heridas.

Gustavo Orozco, miembro del resguardo indígena de la etnia nasa que mora en la zona, confirmó telefónicamente que las tres víctimas eran indígenas.

En la zona del norte de Cauca habitan al menos 115.000 nasa que con frecuencia quedan en medio de la hostilidades por lo cual han demandado por años la salida tanto de la tropas como de las guerrillas.

Etiquetado como: