Ataque ocurrió en el municipio mexicano de Tlacotepec, zona disputada por grupos del crimen organizado por ser utilizada para el cultivo de amapola

 20 mayo, 2015

Acapulco.

Al menos cinco personas fallecieron y otras ocho resultaron heridas durante un enfrentamiento entre presuntos grupos armados en el municipio mexicano de Tlacotepec, una comunidad serrana del violento estado de Guerrero (sur) donde prolifera la amapola, informaron este miércoles autoridades.

Durante esta semana también tomaron el control de las oficinas del tribunal electoral y de la fiscalía general en Chilpancingo
Durante esta semana también tomaron el control de las oficinas del tribunal electoral y de la fiscalía general en Chilpancingo

Militares mexicanos que se trasladaron a la remota comunidad de El Naranjo, donde ocurrió el enfrentamiento, reportaron "cinco civiles muertos y ocho heridos", dijo el gobierno federal en un comunicado.

Esta aislada zona de la sierra es disputada por grupos del crimen organizado por ser utilizada para el cultivo de amapola.

Autoridades de Guerrero habían dado varios reportes que daban cuenta de siete a diez muertos y 20 heridos.

Una fuente de la secretaría de Gobernacion (interior) de Guerrero, que pidió el anonimato, había dicho antes que el choque, que empezó la noche del martes, dejó "siete personas muertas" y que agentes de la Fiscalía estatal investigan los enfrentamientos entre bandas criminales que habrían dejado 20 heridos.

En base a reportes médicos, el secretario de gobierno de Guerrero, David Cienfuegos, dijo previamente a Milenio Televisión que el choque habría dejado 10 muertos y 20 heridos, pero aclaró que los agentes están investigando para confirmar esas cifras.

"Al parecer no está involucrada ninguna fuerza armada federal ni estatal", señaló el funcionario, sin poder determinar las causas o grupos participantes en el enfrentamiento.

Tlacotepec, a unos 115 km de Chilpancingo (capital), es "una de las principales regiones vinculadas a la siembra de la amapola", sin presencia de grupos de autodefensas y patrullada por fuerzas federales, según Cienfuegos.

Guerrero es una región convulsa en donde desaparecieron en septiembre pasado los 43 estudiantes de la localidad de Ayotzinapa que, según la fiscalía general, fueron brutalmente asesinados e incinerados por narcotraficantes coludidos con policías.

En los últimos días, Guerrero ha vuelto al foco informativo por los episodios de violencia desatados en la localidad de Chilapa, donde el candidato oficialista a la alcaldía para las elecciones del 7 de junio fue asesinado.

Días después de este crimen, un grupo que se identificaba como policía comunitaria desató el pánico en la ciudad al desarmar a la policía local, supuestamente para defender a la población de un cartel de la droga.