Procesiones y actos religiosos recordaron la Pasión de Cristo

 18 abril, 2014

Los cristianos de todo el mundo se congregaron para conmemorar el Viernes Santo, el día en que consideran que Jesucristo fue crucificado.

Filipinas, la nación de mayor población católica de Asia, conmemoró la tradición con la representación de la crucifixión. Los fieles mismos se clavaron en cruces de madera, ritos que los líderes eclesiales no aprueban pero que atraen multitudes. Con toda resolución, algunos penitentes participan en las ceremonias año tras año.

Los devotos realizan la representación ante la creencia de que el dolor extremo es una manera de expiar sus pecados, obtener curaciones milagrosas y darle gracias a Dios.

En Tierra Santa, los cristianos conmemoraron el día con oraciones y procesiones, mientras miles de peregrinos colmaban la Vía Dolorosa cargando cruces de madera.

Concluyen la ruta en la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén. Según la creencia se dice que ese templo fue construido en el sitio donde Jesús fue crucificado, enterrado y donde resucitó.

En España decenas de miles de nazarenos pertenecientes a centenares de cofradías desfilaron estos días con especial incidencia en la región de Andalucía (sur) , donde hay unos 100.000 penitentes de 258 cofradías.

Algunas celebraciones tienen un interés especial, ya que cuentan con imágenes o tallas de gran valor artístico, creadas por escultores e imagineros de los siglos XVI al XVIII, en especial en la región de Castilla y León (centro).

Mientras en Panamá, miles de fieles participaron hoy en distintas procesiones en las que se representa la pasión y muerte de Cristo en un día en el que por decreto municipal no se puede poner "música alegre".

Jóvenes representan los últimos momentos de la vida de Jesús en procesiones por todo el país, siendo la que sale de la Basílica Menor Don Bosco en la capital panameña la que cuenta con mayor arraigo y participación.

Por su parte los guatemaltecos conmemoraron este Viernes Santo la pasión y muerte de Jesucristo y se han volcado a las calles y avenidas del Centro Histórico de la capital donde convergen los cortejos procesionales.

Ataviados con túnicas moradas o negras, los feligreses llevan en hombros al Señor Sepultado de al menos seis templos católicos, mientras miles de devotos les acompañan en silencio.

Las suntuosas procesiones, según estimaciones de la Municipalidad, atraen este Viernes Santo en la capital a más de un millón de personas, entre guatemaltecos y extranjeros.

Los  ecuatorianos  revivieron las multitudinarias procesiones en numerosas ciudades del país para conmemorar el Viernes Santo, las cuales estuvieron marcadas por rezos, cantos y penitencias de los fieles católicos.

Las caravanas religiosas se concentraron en Quito y en el puerto de Guayaquil (suroeste), donde los feligreses veneran las imágenes del Jesús del Gran Poder y del Cristo del Consuelo, respectivamente.

En Guayaquil, alrededor de 500.000 católicos recorrieron varios kilómetros como muestra de su fe.

En Tegucigalpa, Honduras, la procesión del Vía Crucis fue encabezada por el obispo auxiliar, Juan José Pineda, que pidió a los hondureños acercarse más a Dios, cuidar la familia y contribuir para que haya paz en su país, donde a diario son asesinados un promedio de 15 personas en lo que va de año

Asimismo, miles de salvadoreños participaron hoy en las procesiones del Vía Crucis, que reviven la pasión y muerte de Jesucristo.

Los feligreses asistieron a las multitudinarias procesiones sin importar el sofocante calor en San Salvador y otras ciudades o las lluvias que cayeron en otras zonas del territorio salvadoreño.

La principal procesión se celebró en la capital salvadoreña, donde el Vía Crucis recorrió varias calles del sector céntrico tras partir, como es tradición, de la iglesia de San Esteban, a pesar de que está en ruinas porque fue destruida por un incendio en 2013.

Etiquetado como: