Mariano Rajoy se reunió por más de una hora con Artur Mas en la Moncloa

 21 septiembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Madrid. AFP y EFE. El rechazo del Gobierno español ayer a negociar una mayor soberanía fiscal para Cataluña, ha abierto una crisis con el gobierno regional, que lidera Artur Mas, quien consideró que “se ha perdido una oportunidad histórica” en medio de algunas tensiones independentistas.

“Se ha perdido una oportunidad histórica en el entendimiento entre Cataluña y el resto de España”, afirmó Mas a la prensa tras una reunión de algo más de una hora con Rajoy en el Palacio de la Moncloa, sede de la presidencia del Gobierno Central español.

“A mí me hubiera gustado poder decir que había margen de negociación, pero el propio presidente del Gobierno me ha dicho que no ve recorrido en el pacto fiscal”, añadió Mas, insistiendo en que hará una “reflexión a fondo” tras esta negativa del Gobierno español a negociar una mayor autonomía fiscal para la comunidad, que le permitiría recaudar ella misma los impuestos.

Actualmente, el Gobierno español recauda los impuestos en la mayoría de sus 17 regiones y posteriormente hace una redistribución de parte de ese dinero entre las comunidades en función de su participación en tributos como el impuesto sobre la renta o el IVA.

Cataluña quiere un modelo similar al que tienen el País Vasco y Navarra, de manera que la región recaudaría los impuestos y después negociaría el pago de una cantidad al Estado Central por los servicios que presta en la región y la solidaridad interterritorial.

Rajoy mostró “su oposición a la propuesta de un concierto económico para Cataluña por no ser compatible con la Constitución española, que todos los gobernantes están obligados a cumplir y a hacer cumplir”, según un comunicado del Gobierno español.

Tras el rechazo de Madrid, Mas adelantó que “habrá que tomar decisiones, decisiones que sitúo en el debate de política general” de la próxima semana en el parlamento regional catalán.

Antes del encuentro con el jefe del Ejecutivo español, se había especulado con la posibilidad de que adelantará la convocatoria de elecciones en Cataluña para finales de este año.

Esa posibilidad es rechazada por la rama catalana del Partido Popular de Rajoy, cuya dirigente en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, pidió ayer a Mas que no adelante los comicios.

Antiguo motor económico de España, Cataluña se ve lastrada por una deuda de casi 44.000 millones de euros, 22% de su PIB, y a finales de agosto se vio obligada a pedir una ayuda de 5.000 millones de euros a Madrid.

Etiquetado como: