Este sábado fallecieron más de 20 palestinos

 19 julio, 2014
En la imagen, el humo se eleva luego de ataques con misiles israelíes al norte de la Franja de Gaza.
En la imagen, el humo se eleva luego de ataques con misiles israelíes al norte de la Franja de Gaza.

La ofensiva israelí en la Franja de Gaza mató el sábado a más de 20 palestinos, elevando el número de fallecidos a casi 320, en un conflicto que incitó al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a viajar a la región.

Ban Ki-moon buscará el sábado ayudar "en coordinación con los actores regionales e internacionales, a acabar con la violencia y a encontrar una salida" al conflicto, según el secretario general adjunto para asuntos políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, quien reiteró el llamado de la organización a un alto al fuego.

No obstante, Israel advirtió que intensificará su operación terrestre en el enclave palestino controlado por los islamistas de Hamas, tras doce días de conflicto.

El ejército está "expandiendo la fase terrestre de la operación", dijo su jefe, el teniente general Benny Gantz.

En la frontera, tropas israelíes y combatientes palestinos se enfrentaban el sábado, según el ministro de Seguridad Pública de Israel, Yitzhak Aharonovitch, citado por medios locales.

El brazo armado de Hamas, las Brigadas Ezzedine al Qasam, reivindicaron por su parte un ataque en territorio israelí.

Los ataques aéreos del sábado, uno de ellos al exterior de una mezquita, mataron a al menos 23 personas, entre éstas a un niño de seis años, según los servicios de emergencia.

La gran mayoría de los 318 palestinos muertos en el conflicto más sangriento entre Israel y Hamas desde 2009 son civiles. Además, unos 2.250 palestinos han resultado heridos.

De lado israelí, un civil falleció y otro soldado fue muerto por "fuego amigo".

El ejército israelí se amparó en 24 horas de 13 túneles hacia Israel, según el portavoz militar teniente general Peter Lerner.

Estos túneles, utilizados por Hamas para atacar Israel y transportar armas, son el objetivo número uno de la ofensiva terrestre lanzada el jueves, aunque "su éxito no está garantizado al 100%", según el primer ministro, Benjamin Netanyahu.

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió el viernes por teléfono a Netanyahu esfuerzos para "minimizar las bajas civiles".

Obama reiteró el derecho de Israel a defenderse y dijo estar "profundamente preocupado por los riesgos de una mayor escalada y la pérdida de más vidas inocentes".

Desde El Cairo, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, estimó el sábado que era "urgente e imperioso" un alto el fuego.

Egipto, país habitualmente mediador entre Israel y Hamas, trató el martes en vano de hacer aceptar un alto el fuego al movimiento palestino.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió el viernes para debatir la forma de detener el baño de sangre.

El embajador israelí ante la ONU, Ron Prosor, insistió en que ningún país "toleraría" el ataque "terrorista" de cohetes contra sus ciudadanos.

Su par palestino, Riyad Mansur, leyó en voz alta los nombres de los palestinos muertos y en algunos momentos se le vio a punto de llorar.

La Agencia de la ONU para la ayuda a los refugiados palestinos (UNRWA) abrió 44 de sus escuelas para dar cobijo a quienes huían de los bombardeos e indicó que más de 50.000 personas necesitaban un refugio.

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) indicó haber distribuido alimentos y bonos de comida a unos 20.000 desplazados. Agregó que se preparaba para atender a 85.000 personas en los próximos días.

Un 70% de la Franja de Gaza estaba privada de electricidad, según la oficina de electricidad del enclave. El norte estaba particularmente afectado.

Hamas, considerado en Occidente e Israel como una organización terrorista, prometió que Israel pagará "un alto precio" por haber entrado en Gaza, en una operación "destinada al fracaso".

Esta es la primera ofensiva terrestre en Gaza desde la llevada a cabo en diciembre-enero 2008-2009 que causó la muerte de unos 1.400 palestinos.

Esa operación no puso fin a los lanzamientos de cohetes desde Gaza contra Israel, que originó los actuales ataques militares del Estado hebreo.

Etiquetado como: