20 octubre, 2015
La elección es el domingo
La elección es el domingo

Ciudad de Guatemala

Los indígenas, que representan casi la mitad de los 15,8 millones de guatemaltecos, siguen excluidos en las propuestas de los dos candidatos a la presidencia, pese a que en esta población se concentran los mayores índices de pobreza.

El Observatorio de Pueblos Indígenas realizó un análisis sobre el proceso electoral y concluyó que los dos candidatos que disputarán la segunda ronda presidencial el domingo —el comediante Jimmy Morales y la exprimera dama Sandra Torres— carecen de propuestas para esas comunidades.

"La situación del abordaje y las propuestas concretas de soluciones a los problemas sociales, económicos, políticos, racismo, seguridad, justicia y estructurales para los pueblos indígenas siguen siendo marginados y excluidos", afirmó a la AFP el dirigente de la organización, Mario Itzep.

Los pueblos indígenas son el 42% de la población guatemalteca, según datos oficiales, aunque sus dirigentes afirman representar a más del 60%, y en esas poblaciones la pobreza alcanza hasta 80%, en contraste con el promedio nacional de 53%.

La mayoría de indígenas se concentran en el oeste y norte del país, muchos en zonas alejadas e inhóspitas, por lo que están casi excluidos del acceso a la salud y la educación.

La deserción en las escuelas es superior a 30% y el analfabetismo alcanza 15% en el país, pero en los pueblos indígenas esas cifras pueden duplicarse, en especial en mujeres.

La mortalidad infantil (23,5 por 1.000 nacimientos vivos) y materna (120 por 100.000 niños nacidos vivos) se triplica en las comunidades indígenas, según el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva del Congreso.

En Guatemala se hablan 21 idiomas mayas, un xinca y uno garífuna (origen africano), por lo que la Constitución de 1985 reconoció el carácter pluricultural y multilingue del país.

Según Itzep, Morales encabeza un partido de derecha y mestizo que no los incluye en su plan de gobierno, mientras que Torres, de una agrupación socialdemócrata, los menciona en forma general pero sin ninguna propuesta concreta.

"Ninguno aborda los distintos problemas que enfrentan los pueblos indígenas", como el rechazo a las consultas comunitarias para determinar si aceptan o no la construcción de una hidroeléctrica o la instalación de una empresa minera para explotar oro y plata en sus territorios.

Además, Itzep aseguró que los programas tampoco rescatan "la educación bilingüe e interculutural o la salud maya".

"¿Entonces cómo van a atender y dar respuesta a la demanda de los pueblos indígenas que siempre han estado excluidos?", se preguntó el activista.

Ninguno de los dos partidos "abordan los problemas estructurales de los pueblos indígenas y campesinos, porque los dos se han ido en una campaña maquillada por el tema de la corrupción", concluyó.