El ministro ruso abrió ayer una gira por América Latina cuya primera parada fue Cuba y luego viajó a Nicaragua; tambien tiene programado visitar Chile y Perú

 30 abril, 2014
El canciller ruso, Serguei Lavrov (izq), fue recibido por su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Cuba.
El canciller ruso, Serguei Lavrov (izq), fue recibido por su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Cuba.

Managua.

El canciller ruso Serguéi Lavrov dijo que su visita a Nicaragua y varios países de América Latina es para "sincronizar el reloj" de las alianzas de cara a la situación complicada del mundo y particularmente en lo relacionado con las sanciones occidentales a Moscú por la crisis en Ucrania.

"Una dimensión práctica de estos encuentros es que la situación del mundo es un tanto complicada y es importante que sincronicemos el reloj con nuestros aliados y concordemos las acciones sobre la agenda global y regional", dijo Lavrov al llegar al país el martes, antes de reunirse con el presidente Daniel Ortega.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que las posturas de su país son de buscar la solución a los problemas como los de Ucrania y de Crimea por la vía diplomática sin exclusiones de ningún tipo, pero sobre todo sobre la base del derecho internacional.

"Hoy se entiende que el mundo unilateral es cosa del pasado, que ahora es el momento de un orden mundial policéntrico, Rusia aboga por que América Latina sea una de las bases sólidas de este orden mundial", dijo Lavrov minutos después de arribar al país procedente de Cuba.

En ese sentido agradeció a sus aliados de la región la contribución que realizan para establecer la cooperación entre Rusia y América Latina, a la vez que buscan fortalecer las instituciones de integración como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.

Por su parte, el presidente Ortega destacó que la relación de su país con Rusia es histórica en los sectores alimentario, la lucha contra el narcotráfico, salud, militar, social y diplomático, y aseguró que su postura es la de apoyar cualquier iniciativa del presidente Vladimir Putin para superar la situación de Ucrania.

"Nicaragua y los países del ALBA hemos coincidido en la defensa del derecho internacional en relación con la situación en Ucrania y hoy más que nunca le decimos a la Federación Rusa, al presidente Putin, que la región está comprometida con la paz", dijo Ortega.

La Alianza Bolivariana para los pueblos de América está formada por Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba, Dominica y Nicaragua.

"Apoyamos iniciativas para buscar salida pacífica a los focos que (de conflictos) en Siria y ahora en Ucrania, una salida pacífica, no la de la tierra arrasada, porque eso no deja nada", añadió.

La Unión Europea publicó una nueva lista de personalidades sancionadas que incluye a nueve dirigentes políticos y militares rusos y seis jefes separatistas de Ucrania, mientras que Estados Unidos anunció el lunes un fortalecimiento de las sanciones a Moscú.

Al respecto, Ortega dijo que las sanciones no son el camino a seguir para encontrar una solución a la crisis. "Eso lo que va a provocar es mayor destrucción, inestabilidad e inseguridad en esa zona y que va a afectar al mundo", afirmó.

Destacó como "contraste" en la situación de Ucrania el hecho de que por la vía de la violencia se haya destituido al presidente Víctor Yanukóvich y que por la vía de los votos la población de Crimea tomara la decisión de adherirse a Rusia.

"En nada abonan las posiciones de Estados Unidos, que están ejerciendo presión y sanciones, cuando el camino es el del diálogo en el marco del respeto al derecho internacional ", concluyó Ortega.

Además de Nicaragua, el canciller Lavrov ha visitado Cuba en su gira por Latinoamérica, que ahora continúa con escalas en Perú y Chile.