Cambios buscan rejuvenecer gabinete, con miras a los comicios del 2015

 5 septiembre, 2012
 David Cameron camina hacia su oficina en Dowing Street poco antes de anunciar los cambios de gobierno. | AFP
David Cameron camina hacia su oficina en Dowing Street poco antes de anunciar los cambios de gobierno. | AFP

Londres. AFP. El primer ministro británico, el conservador David Cameron, reorganizó ayer su gobierno de coalición, pero mantuvo al impopular ministro de Finanzas, George Osborne; al de Relaciones Exteriores, William Hague, y a las principales figuras del gabinete.

La principal novedad es la promoción de Jeremy Hunt, quien a pesar de su cercanía con el magnate de prensa Rupert Murdoch, implicado en el escándalo de las escuchas telefónicas , pasó del Ministerio de Cultura al de Salud.

El Ministerio de Transporte quedó en manos de Patrick McLoughlin, en reemplazo de Justine Greening, quien asume la cartera de Desarrollo Internacional.

McLoughlin tendrá a su cargo la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, uno de los expedientes más urgentes del Gobierno, por el cual ha recibido numerosas críticas.

Rejuvenecer. Los cambios del Gobierno decididos por Cameron apuntan a rejuvenecer el gabinete, particularmente por el lado del Partido Conservador, con la mirada puesta en las elecciones de 2015.

Por ello, el veterano Ken Clarke, una de las figuras conservadoras más favorables a la Unión Europea, deja el Ministerio de Justicia, donde lo sustituye Chris Grayling.

Cameron nombró a un hombre de confianza, Andrew Mitchell, como jefe del grupo parlamentario, para asegurar la disciplina de los diputados que durante el verano no escatimaron críticas al Gobierno.

Por su parte, Theresa Villiers fue nombrada ministra para Irlanda del Norte, donde últimamente se registraron incidentes.

En cambio, Cameron resistió la presión para desplazar a Osborne de la cartera de Finanzas, cuya impopularidad quedó patente el lunes cuando fue abucheado en el estadio olímpico por 80.000 espectadores que asistían a los Juegos Paralímpicos. Otra figura de peso, la ministra del Interior Theresa May, conserva su cargo.

Por su parte, los liberales demócratas reintegraron en el Gobierno a una de sus jóvenes figuras, David Laws, que ocupará la cartera de Educación Secundaria.

Etiquetado como: