24 enero, 2013

Washington. AP. La Cámara de Representantes aprobó ayer una iniciativa de ley que elevó el límite de deuda que puede contratar el gobierno con el fin de no caer, al menos durante cuatro meses, en lo que hubiera sido el primer cese de pagos en su historia.

Con esto se desactiva una crisis que se avecinaba para febrero, aunque se prepara el escenario para un nuevo debate sobre impuestos, gasto y déficit en el segundo trimestre de este año.

La Cámara Baja aprobó la medida por 285 votos a favor y 144 en contra, una exhibición bipartidista sobre una iniciativa presentada por la mayoría republicana. El Partido Republicano había dado marcha atrás a sus exigencias anteriores de que cualquier incremento al límite de deuda del Gobierno federal debería incluir un nivel equivalente de recortes al gasto.

Harry Reid, líder demócrata en el Senado, dijo que esta Cámara trabajará de inmediato para pasar la legislación a la Casa Blanca, que ha anunciado que el presidente Barack Obama la promulgará.

La medida suspendería el límite de $16,4 billones en la deuda federal y volvería a fijarlo el 19 de mayo, a fin de reflejar los préstamos adicionales requeridos entre la fecha en que se promulgue la ley y el día en que se redefina el tope. El monto de los préstamos requeridos depende de los impuestos recaudados.

Etiquetado como: