Ceremonia simbólica marcó inicio de un nuevo gobierno.

 1 diciembre, 2012
 El presidente Felipe Calderón (izq.) entregó el poder a Enrique Peña Nieto (der.). | AFP.
El presidente Felipe Calderón (izq.) entregó el poder a Enrique Peña Nieto (der.). | AFP.

México (AFP). El presidente saliente de México, Felipe Calderón, entregó el mando en el minuto cero de hoy a su sucesor Enrique Peña Nieto, en una ceremonia simbólica que busca evitar una ausencia de poder mientras se celebra, a las 09H00 locales, la juramentación en el Congreso.

“Ha concluido así una transición gubernamental ordenada, legal y transparente”, expresó Peña Nieto al concluir el acto solemne que duró cinco minutos, y en el que ambos presidentes estrecharon manos pero no cruzaron palabra alguna.

“Hoy comienzo a ejercer el honroso cargo de presidente” de México, añadió.

El acto, llevado a cabo en el Palacio Nacional, en pleno corazón de Ciudad de México, simboliza la traslación del mando de la Fuerza”, dijo Calderón en su cuenta Twitter minutos antes.

“La ceremonia oficial de rendición de protesta y toma de posesión del nuevo Presidente (...) ante el Congreso”, se llevará a cabo a media mañana del sábado, precisó.

Al protocolo, en el que se entregó una bandera nacional a Peña Nieto, no asistió la prensa, pero fue transmitida por cadena nacional.

Los choques se desataron poco después de las 8 a.m. locales, cuando los manifestantes, al grito “¡México sin PRI!”, empezaron a lanzar los artefactos incendiarios.

El regreso del PRI a la presidencia, que gobernó de manera hegemónica México de 1929 a 2000, cuando perdió ante el conservador Partido Acción Nacional, es visto por algunos sectores, sobre todo simpatizantes de la izquierda, como un posible regreso de un gobierno autoritario.

Etiquetado como: