En mensaje frente a la plaza de San Pedro, Papa llamó a una ‘renovación’

 18 febrero, 2013

Ciudad del Vaticano. AFP. Benedicto XVI pidió ayer a la Iglesia católica que se “renueve” y “reniegue del egoísmo” en el penúltimo Ángelus antes de su renuncia, el próximo 28 de febrero, un mensaje que llegó a los miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro para ver a este papa en una de sus últimas apariciones públicas.

“La Iglesia, que es madre y maestra, llama a todos sus miembros a renovarse en el espíritu, a reorientarse decididamente hacia Dios renegando del orgullo y del egoísmo para vivir en el amor”, mencionó Benedicto XVI desde la ventana de su estudio en el palacio apostólico.

El Papa apareció a las 12 locales, sonriente y alzando los brazos ante la muchedumbre, que llevaba varios minutos coreando “¡Benedetto, Benedetto!” antes de su salida y le recibió con grandes gritos de “¡Viva el Papa !”.

Las autoridades locales evaluaron en más de 100.000 las personas que acudieron a la plaza de San Pedro, mientras que el Vaticano dio la cifra de 50.000.

El pasado lunes Benedicto XVI anunció su renuncia “por falta de fuerzas”, una decisión sin precedentes en la historia moderna de la Iglesia católica y que abre la vía a la celebración del cónclave de 117 cardenales para elegir al nuevo pontífice y que podría empezar a mediados de marzo.

A partir de las 6 p. m. locales de ayer, Benedicto XVI se retiró para realizar ejercicios espirituales privados con motivo de la Cuaresma, antes de celebrar el próximo domingo otro Ángelus, el último de su pontificado.

‘Un papa más bonachón’. Muchos de los fieles reunidos ayer en San Pablo todavía estaban asimilando la decisión histórica e inesperada del Papa. “Es una decisión que te impacta y necesitas tiempo para asimilarla”, admitió Quique, un jesuita español.

Otros fieles no escondieron su incomprensión ante la renuncia y ya tienen la mente puesta en el sucesor. “Me parece que no había motivo. Juan Pablo II también estaba cansado y no renunció. Ojalá el próximo papa sea más bonachón, tenga más carisma”, opinó Myriam, panameña de 60 años, que vacaciona en el Vaticano.

La salida del Papa será efectiva el 28 de febrero y se abrirá entonces el periodo llamado de “sede vacante” antes de que el cónclave elija a su sucesor.

Etiquetado como: