Cronista de turbulenta historia egipcia

 1 mayo, 2014

El Cairo. AP Bassem Sabry, respetado bloguero, activista democrático y cronista de la turbulenta historia egipcia desde la insurrección de 2011 que derribó al autócrata Hosni Mubárak, falleció a los 31 años.

Sabry, columnista político de varios medios egipcios e internacionales, recibió elogios por sus análisis equilibrados en medio de la profunda polarización que divide a Egipto desde hace tres años, en particular después de las protestas que condujeron al derrocamiento por los militares del islamista Mohamed Morsi, el primer presidente electo tras la caída de Mubárak.

Cuando muchos en la prensa egipcia elogiaban con fervor el golpe militar, Sabry –quien era fuertemente antagónico a Morsi y su Hermandad Musulmana– expresó el temor de un posible retorno al Estado policíaco en medio de la sangrienta represión que padecieron los islamistas.

“Ahora está claro que el 25 de enero, tal como era, es prácticamente imposible de restaurar”, escribió en la página noticiosa de Internet Al-Monitor tras un mortífero ataque policial a una manifestación a favor de Morsi en agosto, en alusión a la insurrección contra Mubárak que comenzó el 25 de enero de 2011.

“La política ha fracasado totalmente en El Cairo y cedido a la confrontación”, añadió.

Sabry murió al caer accidentalmente de un balcón en un edificio alto de la capital egipcia, dijeron funcionarios de seguridad e informes periodísticos.

La causa de la caída no se conoció de inmediato, dijeron las fuentes, que hablaron bajo la condición reglamentaria de anonimato.

El diario estatal Al-Ahram dijo que sufrió un coma diabético cuando inspeccionaba una obra en construcción. Un amigo, el guionista de cine Sherif Naguib, comentó que Sabry padecía diabetes, pero que la causa de la caída no estaba clara.

Mohamed el-Baradéi, destacado activista por la democracia y por un breve tiempo vicepresidente tras la caída de Morsi dijo que Sabry era una “persona noble que perdimos en un momento de grave necesidad”.

El activista Sabry, quien escribía en inglés y árabe, era corresponsal de de Al-Monitor, las estadounidenses The Atlantic y Foreign Policy y el diario egipcio Al-Masry Al-Youm. Además, tenía un blog llamado An Arab Citizen ( Un ciudadano árabe ) .