5 marzo, 2013

Damasco (AFP). El presidente sirio, Bashar al-Asad, afirmó que su gobierno ha “salido victorioso de la batalla” contra los opositores, que, sin embargo, se anotaron su mayor éxito en dos años de rebelión tomando la ciudad de Raqa y capturando a su gobernador.

En unas declaraciones publicadas hoy por el diario libanés prosirio al-Ajbar, Asad dijo que sus oponentes, apoyados por potencias extranjeras, estaban luchando por sobrevivir, y afirmó que las fuerzas gubernamentales están ganando la batalla.

“La conspiración contra Siria toca a su fin”, dijo el diario, citando a políticos árabes que se reunieron recientemente con Asad en Damasco. Estos últimos contaron que Asad parecía sentirse “muy cómodo”.

Sin embargo, la víspera de la publicación de estos comentarios, los rebeldes se anotaron una importante victoria al tomar la ciudad de Raqa (al norte), capital de la provincia homónima, y capturar a su gobernador, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Un vídeo grabado por rebeldes y difundido hoy por el OSDH muestra al gobernador de Raqa, Hasan Jalili, sentado en medio de insurgentes al lado de Suleimán Suleimán, el secretario general provincial del partido Baas, en el poder en Siria.

Etiquetado como: