El viernes participará en Costa Rica de una reunión del Sistema de la Integración Centroamericana

 2 mayo, 2013

Washington (AP). El presidente Barack Obama tiene sus prioridades internas en mente al viajar el jueves a México, donde necesita una economía en crecimiento y a un presidente mexicano dispuesto a ayudarle a mejorar la seguridad fronteriza si desea lograr la reestructuración de las leyes que regulan la inmigración en Estados Unidos.

Obama volará a la Ciudad de México en las próximas horas para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto, ansioso de promover el éxito económico del país vecino y su posición como el segundo mayor mercado para las exportaciones de bienes y servicios estadounidenses.

Entre los temas que promoverá el mandatario se encuentra una modificación en las leyes que regulan la inmigración, que le proporcionaría una ruta a la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes no autorizados que se encuentran en Estados Unidos, y el fortalecimiento de la seguridad en la frontera.

“Todos los planes para regular la inmigración que han sido contemplados se enfocan en asegurar la frontera como una prioridad esencial y punto de partida para una reforma migratoria” , dijo Ben Rhodes, un asesor de seguridad nacional de Obama.

Etiquetado como: