Mandatario afirmó que nuevas provocaciones no harán más que aumentar el aislamiento de Rusia y disminuir su estatura en el mundo

 17 marzo, 2014

Washington

El presidente Barack Obama advirtió este lunes a Rusia que Estados Unidos está preparado para imponer sanciones suplementarias vinculadas a la situación en Crimea, afirmando que una solución diplomática aún es posible para poner fin a la crisis.

Hablando desde la sala de prensa de la Casa Blanca un día después del referéndum de anexión de Crimea a Rusia, y poco después del anuncio de Washington y la Unión Europea de aplicar sanciones a altos responsables rusos y ucranianos, Obama afirmó que nuevas provocaciones no harán más que aumentar el aislamiento de Rusia y disminuir su estatura en el mundo.

Obama -quien se comunicó telefónicamente con su homólogo ruso Vladimir Putin el domingo- añadió que "la comunidad internacional continuará solidaria para rechazar todas las violaciones de la soberanía de Ucrania y su integridad territorial".

Barack Obama le pide a Vladimir Putin retirar las tropas de suelo ucraniano.
Barack Obama le pide a Vladimir Putin retirar las tropas de suelo ucraniano.

"La continuidad de la intervención militar rusa en Ucrania solamente agravará el aislamiento diplomático de Rusia, y su economía sufrirá todavía más", alertó el mandatario.

Sin embargo, Obama dejó una puerta abierta a un entendimiento: "Creo que hay aún un medio de resolver esta situación por la vía diplomática, de una forma que responda a los intereses de Rusia y de Ucrania", dijo.

Esta solución, apuntó, contemplaría "el retorno de las fuerzas rusas a sus bases en Crimea, el apoyo al desplazamiento de observadores en Ucrania y el establecimiento de un diálogo (de Moscú) con el gobierno ucraniano", enumeró.

En la misma jornada, la Unión Europea y Estados Unidos anunciaron la adopción de sanciones a altos funcionarios rusos y ucranianos prorusos, como forma de enviar un "mensaje fuerte" a Moscú a raíz del referéndum del domingo que favoreció la anexión de Crimea a Rusia.