28 marzo, 2013

Santiago. AP. La expresidenta Michelle Bachele t regresó ayer al país después de permanecer dos años y medio en Nueva York, y se esperaba que en las próximas horas anuncie que asumirá la candidatura presidencial de la oposición, en lo que aparece ahora como la única vía que tiene la centroizquierda para regresar al poder que perdió en el 2010 a manos de la centroderecha.

Bachelet, una médica pediatra de 62 años, llegó acompañada de su madre, Ángela Jeria, y fue recibida por un grupo de mujeres en las afueras del aeropuerto internacional, donde no se vio a dirigentes partidarios de la centroizquierda.

“Yo me siento muy comprometida con mi país y por eso he decidido volver”, fueron las primeras palabras de Bachelet en el aeropuerto, donde se la vio abrigada con un chaquetón negro con forro rojo y capuchón, con un pañuelo y una bufanda que rodeaban su cuello.

Dijo que en su regreso y sus deseos de trabajar por Chile también tiene que ver el tremendo cariño que ha sentido permanentemente y apoyo de todos.

El Partido Socialista y el Partido Por la Democracia ( liberal) clamaron durante meses que Bachelet regresara a Chile y se convirtiera en la abanderada de la oposición.