Se trata de uno de los más importantes asentamientos donde se concentraron los partidarios de Mohamed Mursi

 14 agosto, 2013
La policía egipcia llegó con vehículos blindados y excavadoras para despejar dos campamentos establecidos por los partidarios del presidente islamistaMohamed Mursi.
La policía egipcia llegó con vehículos blindados y excavadoras para despejar dos campamentos establecidos por los partidarios del presidente islamistaMohamed Mursi.

El Cairo

La plaza Rabaa al Adawiya, la más importante de las dos ocupadas en El Cairo por los partidarios del presidente derrocado Mohamed Mursi, quedó "totalmente bajo control" de las autoridades, afirmó este miércoles un jefe de la seguridad egipcia.

"La situación en Rabaa al Adawiya está ahora totalmente bajo control. No hay más enfrentamientos", dijo la fuente.

Poco antes, un alto jefe de seguridad declaró que la policía estaba dejando salir a todos los que lo quisieran pero que unos irreductibles seguían atrincherados en la plaza.

Las autoridades habían prometido un desalojo "gradual" de las plazas cairotas de Rabaa al Adawiya y Al Nahda, ocupadas desde hace un mes y medio por miles de partidarios de Mursi, derrocado el 3 de julio por los militares y detenido desde entonces.

Pero las tropas policiales y militares rodearon por sorpresa al amanecer las dos zonas y empezaron a avanzar con buldózers y dispararon gases lacrimógenos contra las tiendas de campaña, que albergaban a numerosas mujeres y niños.

El gobierno anunció que el desalojo de Al Nahda concluyó por la mañana.

El ministerio de Salud indicó por la tarde que en todo el país murieron 149 personas, aunque sólo en la morgue improvisada junto a la plaza Rabaa un periodista de la AFP contó unas horas antes 124 cadáveres.