Hamadi Jebali renunció por su imposibilidad de formar un gobierno tecnócrata para contrarrestar la crisis política que vive el país

 20 febrero, 2013

Túnez (AFP). El partido islamista Ennahda aún no designa a su candidato para el cargo de primer ministro, tras la renuncia del jefe de gobierno tunecino, Hamadi Jebali, informó el líder de la agrupación política, Rached Ghannouchi.

Jebali renunció tras fracasar en su intento de formar un nuevo gobierno tecnócrata para contrarrestar la crisis política que vive el país. Además, la salida se presenta días después del asesinato del opositor de izquierda Chokri Belaid.

El presidente tunecino Moncef Marzouki se reunió este miércoles con Ghannouchi para analizar quién puede ser el posible sustituto.

El nuevo primer ministro tendrá 15 días, desde su nombramiento, para formar un gobierno, que luego necesitará obtener la confianza de la Asamblea Nacional Constituyente.

Jebali fue primer ministro durante 14 meses. Asumió el cargo en diciembre de 2011, tras la victoria de Ennahda, en las primeras elecciones libres de la historia del país.

El dirigente entró en conflicto con su propio partido al proponer un gabinete de tecnócratas el pasado 6 de febrero, tras el asesinato de Belaid.

Jebali, que seguirá a la cabeza hasta el nombramiento de su sucesor, aseguró que no habrá ningún vacío al frente del Estado, también insistió en la urgencia de fijar la fecha de las próximas elecciones, lo cual es imposible mientras siga paralizada la redacción de la Constitución en la Asamblea Nacional Constituyente.

El nombre del nuevo jefe de gobierno será decidido por los islamistas de Ennahda, ya que cuentan con el mayor grupo de diputados en la Asamblea Nacional Constituyente.

Además de la tensión política, Túnez sufre una frustración social alimentada por la miseria y el desempleo, que a menudo genera disputas violentos.

Etiquetado como: