La ciudad se llenó de policías, ambulancias y patrullas tras la explosión de dos bombos en la meta de la maratón.

Por: Harold Leandro C. 15 abril, 2013

San José (Redacción). “De pronto, todo estaba en medio de caos, como mucha policía, gente en carreras, muchas ambulancias y patrullas”.

Así describió el atleta costarricense Hugo Carranza el panorama que se vivió en Boston tras la explosión de bombas que provocaron, al menos, dos muertos y 22 heridas al finalizar es lunes la maratón de esa ciudad de Estados Unidos.

Carranza, quien terminó la competencia con un tiempo de 3 horas, 41 minutos y 46 segundos, agregó que en la urbe la gente vive ahora un gran estrés por lo acontecido.

Narró que él junto con 13 costarricenses departían luego de finalizar la carrera.

“Cuando a unos 300 metros oí una explosión, pero no tenía visión y no pude saber lo que pasaba. Como a los dos o tres minutos, sonó otra explosión.

“La mayoría de los ticos se fueron para los hoteles y otros a buscar a nuestros acompañantes.

“Pero a partir de ese momento, la ciudad de Boston se puso de locos, por ejemplo, mi esposa iba en metro rumbo a la meta para encontrarnos y la policía la bajó del metro y por eso no nos pudimos ver. Tuvo que caminar como 20 kilómetros para llegar al hotel.

“En realidad, uno no sabía que era lo que estaba pasando. Las explosiones ocurrieron como cuatro horas después de que llegó el ganador, por lo que, creo, todos los ticos habíamos terminado.

“Ningún tico corrió porque las explosiones fueron lejanas, pero luego llegaron los comentarios de que fueron explosiones, pero la verdad es que estábamos desubicados.

“Cuando confirmamos que eran explosiones, nos fuimos caminando. Que yo sepa, ningún tico resultó lastimados, aunque todavía a esta hora (3:20 p. m.) estamos buscando a compatriotas”.

Agregó que el tiquete de regreso a Costa Rica está para el miércoles, “pero no sabemos aún no habrá problemas en el aeropuerto”.