Ninguna organización reivindicó los ataques

 12 febrero, 2013

Bagdad (AFP). Una oleada de atentados, uno de ellos con coche bomba cerca de una base militar, dejó 11 muertos en Irak, según informaron fuentes médicas y de seguridad.

El ataque más sangriento tuvo lugar en la principal ciudad del norte del país, Mosul, donde la explosión de un coche detonado por un kamikaze mató a seis soldados e hirió a otros siete. La explosión se produjo cerca de una base militar.

En esa misma ciudad, un agente inmobiliario, su esposa y un hombre que los visitaba murieron acuchillados a últimas horas del lunes, informaron fuentes locales.

El mismo día, una bomba colocada en la acera de una carretera en la ciudad de Kirkuk mató a un policía e hirió a otros dos.

En Bagdad, cuatro explosiones y ataques a mano armada causaron un muerto y tres heridos.

Por el momento ninguna organización reivindicó estos atentados.

Etiquetado como: