4 junio, 2012

Lagos. AFP. Un kamikaze mató a por lo menos 15 personas ayer, cerca de una iglesia del nordeste de Nigeria, al intentar hacer estallar un carro bomba en una región de mayoría musulmana donde los cristianos suelen ser blanco de ataques de la secta islamista Boko Haram.

El hombre aceleró a fondo al acercarse a un puesto de control en las proximidades de una iglesia situada en la ciudad de Bauchi, en el estado homónimo, donde se ha reforzado la seguridad desde los ataques de los últimos meses atribuidos al grupo Boko Haram .

Al menos 15 personas, incluido el kamikaze, murieron y otras 40 resultaron heridas, afirmaron los servicios de salvamento.

“Como consecuencia de la explosión de la bomba (en la ciudad de Bauchi), el equipo de operaciones de emergencia acudió al lugar para socorrer (a la gente). Evacuó a las víctimas: 40 personas resultaron heridas y 15 murieron”, señaló en un comunicado la agencia de salvamento del estado de Bauchi.

Los heridos ingresaron en un hospital local, y la policía acordonó la zona donde se cometió el atentado, según la nota.

“Tenemos un retén cerca de la iglesia que impidió al autor del atentado acceder a su objetivo”, afirmó el responsable de la Policía del Estado, el comisario Momamed Ladan. “Empotró su coche contra una reja de seguridad y el vehículo estalló”, añadió.

Según varios habitantes, la potencia de la deflagración fue tal que derrumbó la iglesia, situada en los alrededores de Bauchi.

Unos testigos contaron que decenas de personas huyeron tras la explosión, algunas de ellas en dirección de las llamas, en el exterior del templo.

El atentado no ha sido reivindicado pero el grupo islamista Boko Haram, responsable de numerosos ataques que han causado más de 1.000 muertos desde julio de 2009, suele tomar a los cristianos y a las iglesias norteñas como blanco.

Etiquetado como: